¿Deben preocuparse los padres con niños que tienen un pie con astrágalo vertical?

No he escrito mucho sobre la información a los padres de los niños que tienen un pie con astrágalo vertical, desde hace tiempo, porque es una lesión que aparece con poca frecuencia. Pero cuando lo hace en un recién nacido, supone un periodo de angustia para los padres. Lo primero que deben de saber ellos, es que este tipo de pies, si son tratados de forma adecuada, se corrigen completamente sin dejar secuelas. Yo trato de interpretar la evidencia científica, para dar la mejor solución a los problemas de los pies de muchos niños. Siempre seguimos la innovación digital, utilizando los medios sociales para dar la conocer los modernos tratamientos sobre los pies. Corrigiendo el pie con astrágalo vertical vamos mejorando su desarrollo y su capacidad de caminar bien y además ayudar a comprender, a sus padres que les cuidan, los tratamientos que curan a sus hijos.

Lo Que Debemos Saber Sobre Los Pies Con Astrágalo Vertical

Son pies en los que el calcáneo y el astrágalo están en flexión plantar o sea en equino y el escafoides y el cuboides están luxados dorsalmente sobre el astrágalo. Esto hace que el pie tenga un aspecto en forma de balancín.
Esto da lugar a que el pie forme una ángulo cuyo vértice es la cabeza del astrágalo que está en la planta del pie, pudiendo tocarla fácilmente. Además los músculos que mueven el pie están también alterados, ya que los dorsiflexores como tibial anterior, extensores de los dedos están acortados. También lo está el tendón de Aquiles y el tibial posterior y los peronéos actúan como dorsiflexores. Como podéis comprender la situación es más compleja de lo que parece.

Todo esto produce un pie con forma de balancín y desviado hacia fuera, sin arco plantar, que hace que caminen mal y que con el crecimiento tengan dolor si no se trata.

Como Tratamos En El IICOP Los Pies Con Astrágalo Vertical.

Inicialmente se tratan desde el día del nacimiento con yesos correctores que se van cambiando cada 10 días aproximadamente. Estos yesos no se colocvan tal cual, si no que es preciso recolocar poco a poco los huesos de la parte posterior del pie. Esto es: bajar la parte posterior del calcáneo, estirando el tendón de Aquiles. Empujando la cabeza del astrágalo hacia arriba y hacia fuera y bajando el escafoides y el cuboides a una posición en línea con los otros dos huesos.

Lo Que Véis En El Video Es Esto

Si después de varias semanas, no se consigue una reducción correcta del pie, entonces es preciso realizar una reducción bajo anestesia de los huesos de pie. Previamente hacemos una artrografía que es poner una pequeña cantidad de contraste radiográfico en las articulaciones implicadas, para ver como articulan los huesos. Se reducen los huesos a una posición corregida y se mantienen con unas finas agujas de Kirschner de 1,5 mm. Por último alargamos el tendón de Aquiles.

Algunos padres se asustan por colocar las agujas en los pies, pero deben de saber que esto no tiene ningún efecto secundario, ya que el cartílago de estos niños tiene una capacidad de regeneración muy grande. Pasadas seis semanas la extraemos, porque ya los huesos se mantienen en su posición corregida.

En niños mayores a veces la reducción no es posible y tenemos que abrir una pequeñas incisiones para liberar las capsulas articulares del astrágalo y escafoides y del calcáneo y cuboides. Además de equilibrar la longitud de los tendones del pie

Haciendo esto tenemos el éxito asegurado y la normalidad en el crecimiento y desarrollo del pie, para que no tenga ningún limitación cuando sea mayor. Seguimos ideando formas de utilizar la tecnología en la comunicación y la prestación de servicios de salud, para dar a conocer la cirugía ortopédica del pie.

La conclusión es que los niños que tienen un pie con astrágalo vertical se pueden curar sin que tengan secuelas. Jugar, saltar de una forma segura y disfrutar de una infancia normal ¡Aupa por la ciencia!

Aviso legal

About the Author

You may also like these