Fracturas de tobillo en deportistas adolescentes: una solución rápida para volver a jugar

No es infrecuente ver fracturas de tobillo en deportistas adolescentes a los que tenemos que dar una solución rápida para volver a jugar. Durante muchos años especialistas en medicina deportiva han venido alertando, sobre los riesgos que tienen en los deportistas adolescentes de especializarse en un solo deporte. Se ha demostrado que este tipo de deportistas, como jugadores de futbol, baloncesto o atletismo entrenando durante todo el año, es una alerta de que pueden tener una lesión relacionada con el tipo de deporte que practican.

Cuando empiezan muy jóvenes a practicar en un solo deporte, algunos de ellos pueden sufrir alteraciones psicológicas por no llegar a las metas que ellos o sus padres se han marcado. Produciéndose lo que se llama “burned out” o en español, estar quemado. Abandonando la práctica del deporte.

Apareciendo lesiones traumáticas, como esguinces de tobillo, lesiones de la articulación de Lisfranc o fracturas de tibia o del peroné. Esto en la mayoría de los casos requiere un tratamiento quirúrgico y si este no se hace adecuadamente le puede afectar en el desarrollo de su vida tanto personal como deportiva.

Hace poco vi a un jugador casi profesional de baloncesto, con menos de 20 años, que había tenido varias torceduras del mismo tobillo. La consecuencia es que desarrolló una importante inestabilidad crónica de la articulación, que le producía dolor desde el principio de su participación en un partido. En la exploración del tobillo, la articulación estaba realmente afectada. Yo se lo dije, así como le indiqué la evolución probable de esta lesión y el perjuicio que esto tiene sobre el tobillo y su posible deterioro de forma irreversible. Pero la respuesta es que debía de jugar si o si, ya que, si se le operaba para reconstruir los ligamentos, perdería varios meses de jugar y posiblemente perdería definitivamente la posibilidad de jugar a nivel profesional. Pudiendo dejar una secuela en el tobillo para toda su vida.

Cuando ocurre una fractura de tobillo en deportistas adolescentes una solución como la que os muestro es la adecuada. La lesión ocurrió en este caso en una entrada. El jugador apoyó el pie haciendo una abducción y rotación externa. Dando lugar a que se rompiera levemente el ligamento interno o deltoideo. Siguiera con una lesión de la parte anterior del ligamento de la sindesmosis (unión entre tibia y peroné). Para terminar por producir una fractura del peroné en forma de espiral. Como podéis ver esto ocurre en un momento y el jugador no pudo casi ni levantarse del suelo.

Esto es una lesión que presenta una complejidad relevante para la articulación del tobillo. Por eso fue necesario estudiar todos y cada uno de las partes del tobillo, tanto de los huesos, ligamentos y del cartílago articular del tobillo. Teniendo en cuenta todo esto, se planteó la reconstrucción de la fractura revisando todas las partes lesionada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se le colocó una placa de osteosíntesis consistente para permitir el apoyo precoz del peso del cuerpo a las tres semanas, con la garantía suficiente de que no habría desplazamiento del implante. Se usaron dos tronillos también para hacer compresión entre los fragmentos del peroné. Después revisamos el ligamento anterior de la sindesmosis y viendo que se había dañado, colocamos un tornillo transversal entre tibia y peroné, justo por encima de la articulación. Por último el ligamento deltoideo se revisó, comprobando que era estable.

 

 

 

 

 

 

Esto nos ha permitido poner a cargar al paciente a los 21 días. Ayer cumplidas 6 semanas el paciente ha venido caminando sin muletas con zapatillas deportivas y sin referir dolor. La movilidad del tobillo es completa y solo tiene una leve atrofia de los músculos de la pantorrilla, por el tiempo del corto tiempo de inmovilización.

Ahora le espera unas semanas de recuperación funcional y física.  Pero todavía le restringiremos la vuelta a la competición, hasta que comprobemos que la curación de la fractura y sus efectos, estén curados al 100%. No queremos que una vuelta prematura a jugar partidos o entrenos, pueda suponer un retraso en la recuperación o que deje una secuela en el tobillo.

Mi deseo es que tengan una solución las fracturas de tobillo en deportistas adolescentes una solución rápida para volver a jugar. Pero que no caer en los riesgos de practicar un deporte único en los deportistas jóvenes.

Aviso legal

About the Author

You may also like these