¿Puede salvarse una fractura de pilón tibial reparando el cartílago articular?

En Medicina no hay ningún tratamiento que de el 100% de éxito. Eso creo que lo sabemos todos. Pero es cierto que con el progreso y la innovación. Se van dando pasos pequeños para resolver casos, que hace unos años no se solucionaban. Es posible curar una fractura de pilón tibial reparando el cartílago articular? La respuesta es SI, en la mayoría de los casos.

Cómo he escrito en otras ocasiones la innovación no proviene de las compañías comerciales. Si no de los médicos que estamos día a día al cuidado de nuestros pacientes. Y sabemos lo que ellos nos piden para que solucionemos sus problemas. Actualmente muchos de ellos buscan en Google u otros buscadores soluciones a sus problemas. Ellos son los que nos guían en esa innovación.

Hace poco una casa comercial, me presentaba un sustituto de cartílago. Para tratar las lesiones que afectan a la articulación del dedo gordo del pie. Lo que se conoce como Hallux Rigidus. Nombre que está muy mal aplicado, porque la realidad es que es una lesión osteocondral. Esto es, del cartílago articular de la cabeza del 1º metatarsiano. Cuando me lo dijeron que lo probara, con toda humildad les dije que no hacía falta. Ya que llevábamos años solucionando este tipo de lesiones, trasplantando cartílago del propio paciente a la zona dañada. Con unos resultados excelentes.

¿Esto que quiere decir? Pues que lo que ellos presentaban cómo algo novedoso, se les había quedado anticuado. Además los miles de euros que cuesta el citado injerto sintético, se reducía a 0 €, cuando tomábamos el injerto del propio paciente. Por cierto el mejor de todos y que cura la lesión, según nuestra experiencia, en muchos pacientes tratados.

Por lo tanto la innovación la practicamos los médicos que estamos día a día tratando pacientes. Que estamos al pie del cañón, solucionando todos los problemas que aparecen en los pacientes. A veces con situaciones muy graves y complejas que nos ponen a los médicos en situaciones limite. No lo miramos bajo una cuenta de resultados cómo hacen la compañías de suministros médicos. Para nosotros el dar soluciones reales a los pacientes, es nuestra cuenta de resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y esta innovación tiene su representación en este joven pacientes. Albañil que sufrió una caída desde varios metros de altura que le produjo lesiones en los dos pies. Una fractura de pilón tibial derecho con múltiples fragmentos. Y una fractura de calcáneo izquierdo. Cómo en tantos casos, después de ser operados por manos poco expertas. Pendía sobre él la opción de fijarle el tobillo derecho y dejarle un pie izquierdo con dolor.

Cuando llegan a nuestra consulta en el IICOP, ves que la situación es bastante límite. Con una fractura de pilón tibial mal reducida, con los fragmentos de huesos separados. Y lo más importante con una agujero en medio de la articulación. Por no haber reparado la principal lesión de estas fracturas que es el daño en el cartílago articular. Con lo cual la articulación tiene los días contados, ya que más tarde que temprano, acabará perdiéndose. Y el calcáneo izquierdo, una fractura mal reducida, los fragmentos articulares sin juntar. Y para rematar los huecos en el hueso dejados por la fractura. Rellenados con material acrílico, en vez de injerto de hueso del paciente.

Sin embargo si usamos correctamente los procedimientos de reconstrucción. Podemos conseguir salvar el tobillo de una fijación. Por lo que retiramos las placas y tornillos que tenia y cortamos los fragmentos de hueso mal unidos. Se volvieron a colocar bien reducidos. Los huecos que quedaban sin cartílago en la tibia, se rellenaron con injerto de cartílago del propio paciente. Todo se sujetó con varias placas de osteosíntesis una posterior y tres anteriores.

Ya llevamos años haciendo este tratamiento que hemos diseñado en el IICOP. Reparar las lesiones del cartílago articular en las fracturas de pilón tibial. Lo que nos ha dado en la mayoría de los casos salvar la articulación de una artrosis segura. Devolviendo como se ve este vídeo de uno de nuestros pacientes, volver a correr sin problema. Esto me escribia en el último Whatsapp en el que me enviaba estos videos corriendo:

«Hola doctor Noriega, que tal? Soy SH de ibiza, lo prometido es deuda, y más vale tarde que nunca. Decirte lo agradecido que estoy! Quitarme las placas a sido un cambio del cielo a la tierra. Me siento muy feliz! Y no voy a olvidar que gracias a usted vuelvo a caminar y correr sin ningún tipo de molestias ! Gracias siempre! De todo corazón! Siempre estaré agradecido de lo que hiciste por mi».

Esto es lo que salva la mayoría de las fractura de pión tibial, de acabar con artrosis y perdiendo el tobillo. En el calcáneo del pie contrario, el daño que tenia no era salvable, por lo que tuvimos que reconstruir las secuelas de la fractura y de la cirugía realizada previamente.

Con este post os demuestro cómo somos capaces de reconstruir una fractura de pilón tibial reparando el cartílago articular. El paciente ahora camina bien y en poco tiempo volverá a su profesión de albañil.

No pararemos en la innovación de los procesos de reconstrucción de las fracturas que afectan al pie. No nos conformamos con el recurso de la artrodesis o fijación de la articulación dañada. Con humildad cuando no podemos reconstruirlas siempre colocamos una prótesis de tobillo. Una opción real y que permite en estos casos devolver la función de caminar normalmente.

Aviso legal

About the Author

You may also like these