Cómo corre un adolescente con Charcot-Marie-Tooth, al haber operado sus pies

Quizá sea una lucha de David contra Goliat, pero si no se hace, la batalla siempre está perdida. Y esto lo escribo porque lucho de forma incansable. Para que muchos colegas de profesión entiendan que los niños y adolescentes con Charcot-Marie-Tooth.  Pueden ser tratados quirúrgicamente de los pies deformados y obtener una corrección definitiva. De tal forma que cuando lleguen a la edad adulta puedan caminar bien y tener una vida normal. Y aquí os voy a contar y enseñar cómo corre un adolescente con Charcot-Marie-Tooth, al haber operado sus pies. Los cirujanos ortopédicos que nos dedicamos a reconstruir pies neurológicos podríamos sentarnos y esperar a que crecieran y se deformaran más. O podemos tomar la iniciativa y que los pies no acaben tremendamente deformados.

Algunos pueden pensar que estoy solo en esta lucha, pero con cada paciente que curamos nuestra razón va aumentando. Dejando atrás indicaciones como que hay que esperar a terminar el crecimiento para operar a estos pacientes. O con plantillas y ejercicios se puede solucionar.  O aún peor de cómo algunos neurólogos se limitan a revisar una vez al año a pacientes con esta enfermedad, para decirles que no hay nada nuevo para reparar las secuelas que deja la lesión de los nervios periféricos.

Por eso es preciso reinventarse todos los días, para dar calidad a los tratamientos. Convencer a los padres que la reconstrucción de los pies de sus hijos, va a suponer un cambio en el estilo de vida de los niños. Pasando de las caídas frecuentes, de la no participación en las actividades deportivas con los chic@s de su misma edad. A una actividad normal y útil para su desarrollo físico y psicológico, sin que les marginen.

Por eso los cirujanos Neuro-ortopédicos debemos de jugar un papel importante en el diagnóstico y tratamiento inicial de los pacientes con enfermedades neurológicas. Compartiendo de forma relevante las indicaciones de tratamiento y llevando a cabo las correcciones de los pies y piernas, que sean precisas. Siguiendo los principios de la moderna Neuro-Ortopedia. Estamos en una posición extraordinaria para mejorar la vida de los niños con enfermedades neurológicas, reparando sus lesiones y evitando que estas progresen. Rebajando el costo de tratamientos con ortesis que muchas veces son ineficaces. Optimizando los procedimientos quirúrgicos que eviten la progresión de las deformidades provocadas por el Charcot-Marie-Tooth. Ayudando a que la sanidad tenga un curso más sostenible.

Hace tres años operamos al primo de este chico afectado por la misma enfermedad, y hace casi otro año, le hemos operado a él. Sus pies cavos varos, se habían producido por la parálisis de los músculos tibial anterior y peronéo brevis. Además, el tendón de Aquiles se ha ido acortando poco a poco por la falta de su antagonista el tibial anterior. Se le ha estabilizado el pie manteniendo la movilidad del tobillo, los hemos alineado, haciéndolos plantígrados y le hemos transferido varios tendones al dorso del pie para que lo pueda levantar y mejorar su capacidad de caminar y correr.

En este video se puede ver lo que hemos conseguido, os mostramos cómo corre un adolescente con Charcot-Marie-Tooth, al haber operado sus pies. La verdad es que vivimos en una nueva época para los niños y adolescentes que padecen una enfermedad neurológica hereditaria. Devolviendo la esperanza y la normalidad para sus vidas. Esto es un problema que afecta a todos, no solo a las familias de los afectados. Las cosas están cambiando y nosotros aportamos un granito de arena para mejorar las vidas de estos chic@s. Os seguiré contando más cosas sobre nuestros tratamientos en niños y adolescentes que padecen Charcot-Marie-Tooth.

Aviso legal

About the Author

You may also like these