Por partida doble: secuela de fractura de calcáneo en un pie y secuela de fractura de pilón tibial en el otro tobillo

Queridos seguidores, ya están próximos a cumplirse tres años de mi blog, parece mentira que yo haya podido escribir tantas cosas.. pero lo que me empuja es que muchas personas conozcan más sobre lo que se cuece en esta parte de la medicina. Es curioso que hay gente que me pide datos estadísticos sobre resultados, y con todo mi respeto, tengo que decirles, que mi blog es mío y que no es una revista médica, ni está dirigido a médicos. Que yo cuento historias de mis pacientes o lo que se me venga a la imaginación un día, que son historias humanas a veces cargadas de sentimientos, emociones y agradecimientos, no tiene pretensiones científicas, ya que para eso están las revistas científicas, que nada tienen que ver con mi blog.

La historia que os traigo hoy es una triste historia pero con un final muy feliz, este paciente murciano sufrió hace casi un año una caída desde una altura de ocho metros, a consecuencia de esta presentó una fractura del pilón tibial derecho, fractura conminuta del calcáneo izquierdo, fractura del escafoides tarsiano y un síndrome compartimental en el pie izquierdo que no fue diagnosticado.

ER2 copia ER5 copiaER3 copia

 

 

Fue operado en un hospital y después de un año de sufrir y padecer dolores, acude a nosotros en silla de ruedas, sin poder andar, con dolor cuando se pone de pie, con unas severas limitaciones funcionales y como podéis ver en las fotos un mal alineamiento de los pies, ya que el pie izquierdo estaba en varo y el tobillo derecho esta en valgo.

Creo que el resultado de este tratamiento fue un desastre ya que solo hicieron una fusión primaria subastragalina sin reconstruir el calcaneo, este procedimiento de fusión primaria es perverso ya que condena al paciente a perder una articulación sin que se intente siquiera la reconstrucción. La fractura de pilón tibial estaba mal reducida, la parte central no tenia cartílago, ya que se habían limitado a meter tornillos y placas, pero olvidaron reparar el cartílago articular del pilón, la consecuencia de todo esto es que el tobillo derecho estaba rígido.

Le operamos en noviembre del año pasado del pie izquierdo primero, quitando el sistema de osteosintesis que tenía y que también es perverso y tuvimos que reconstruir con injertos óseos, levantando el astrágalo que estaba hundido, todo el calcáneo y el escafoides también. Además le quitamos las placas y tornillos del tobillo derecho. Al cabo de un mes le implantamos una prótesis Salto Talaris en el tobillo derecho que estaba fatal.

POST 1 POST5 POST4 copia

Ahora en Abril, el paciente ha recobrado la sonrisa y el optimismo, vuelve a caminar por sus propios medios, por supuesto ya POST3no usa la silla de ruedas y vuelve a realizar una vida normal. Su vida que él veía truncada a vuelto a revivir como un ave Fenix que renace de sus cenizas, realmente hace unos meses esta persona era cenizas y ahora a vuelto a ser una persona optimista y con la autoestima por las nubes gracias a que le hemos devuelto la capacidad de andar.

Final Feliz!! ¿a que si?


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *