La mejor forma de solucionar la rigidez de tobillo

Hay articulaciones en nuestro organismo que cuando tienen un traumatismo o una operación desarrollan rigidez. Entre las grandes el hombro, el codo, la rodilla o el tobillo, son algunas de estas. Lo que resta funcionalidad a esta parte del cuerpo, para hacer su cometido. Para esto los médicos hemos desarrollado procedimientos para solucionar este problema a nivel de las articulaciones. Pero, cuál es la mejor forma de solucionar la rigidez de tobillo: realizar una operación que libere todos los tejidos blandos o los huesos, alrdedor de la articulación.

CUALES SON LAS CAUSAS DE LA RIGIDEZ DEL TOBILLO

La rigidez del tobillo se produce generalmente por dos causas: alteración en la forma de los huesos que lo forman y la perdida de elasticidad de los tejidos blandos. La primera es frecuente encontrarla después de fracturas, lesiones crónicas de ligamentos o en algunas personas por el crecimiento de hueso alrededor de la articulación.

Los tejidos blandos que rodean el tobillo se lesionan en el 100% de los traumatismos que afectan a la articulación. La inflamación, hemorragias y el propio ADN de algunas personas, hacen que estos tejidos blandos se vuelvan rígidos y poco flexibles.

Operamos a pacientes con fracturas o secuelas de estas en las que el tamaño del astrágalo es mayor que lo que puede acoger la tibia y el peroné. Otras veces hay casos de personas que han tenido torceduras repetidas del tobillo. Dando lugar al crecimiento de hueso alrededor de la articulación, para dar “estabilidad” a esta. Pero limitando el movimiento y produciendo dolor.

Las cicatrices, la rigidez de la piel, el acortamiento de tendones y ligamentos. Son lo que produce la limitación de los movimientos. En el tobillo el tendón de Aquiles, el triángulo de Kager o el ligamento deltoideo, son los que dan más problemas al encogerse.

Pero hay personas que a pesar de controlar el postoperatorio desarrollan rigidez del tobillo. Y aquí es el ADN, el que juega un papel negativo, contra ellos mismos, ya que producen la retracción incontrolada de los tejidos blandos. A veces esta unido a lo que se denomina síndrome de dolor regional complejo tipo 1, una reacción anómala del sistema nervioso.

COMO EVITAR LA RIGIDEZ DE LA ARTICULACION DEL TOBILLO

Por esto controlar todos estos procesos para evitar la aparición de la rigidez del tobillo es muy importante. Tanto en los traumatismos como en los postoperatorios controlar la inflamación con vendajes compresivos es vital. Realizar una correcta y continua fisioterapia, acudir a una piscina para nadar o montar en bicicleta. Son la vía adecuada para que los pacientes recuperen la movilidad después de una cirugía. No hacerlo de forma constante puede dar lugar a que la operación fracase. Es lo que yo llamo, “la parte dura del tratamiento” y que es el trabajo que debe hacer el paciente.

Cuando estos tratamientos conservadores fracasan. La mejor forma de solucionar la rigidez de tobillo es realizar una nueva cirugía para liberar los tejidos blandos y retirar la parte de los huesos que bloquee el movimiento de las articulaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

Os enseño las imagenes de hace 10 años de este paciente que operamos colocándole una prótesis de tobillo Agility costumizada con un vástago. Al haber tenido una lesión que derivó en una artrosis de tobillo. Durante todo este tiempo el paciente ha podido trabajar como policía local e incluso tocar en una banda de rock. Hace unos meses comenzó con dolor y limitación de la movilidad. La prótesis funciona bien y no ha sido preciso cambiarla, pero sus tejidos blandos estaban muy retraídos y había crecido hueso en las correderas lateral y medial del tobillo, como se ve en estas imágenes de Tac.

 

 

 

 

 

 

 

 

COMO QUITAMOS LA RIGIDEZ DEL TOBILLO

Podríamos haber intentado hacer esta operación por artroscopia. Pero como me dice mi amigo el Dr. Steve Haddad, uno de los diseñadores de la prótesis Inbone 2: «yo he intentado en el pasado hacerlo por artroscopia, pero el desbridamiento simplemente no funciona, este es un procedimiento abierto». Por eso en este paciente abrimos el tobillo por delante y retiramos todos los tejidos blandos con fibrosis y todo el hueso que había crecido en los laterales del astrágalo. A pesar de esto no conseguimos tener movilidad completa de la articulación. Por lo que abrimos por detrás del tobillo, alargando el tendón de Aquiles, quitando la fibrosis que había entre la parte posterior de la nueva articulación. Como se ve en estas radiografías postoperatorias lo dejamos tan libre como hace 10 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez hecho esto, como se puede ver en el vídeo, el tobillo recobró la movilidad completa. Con 20 de dorsiflexion y una flexión plantar completa. Empezando una agresiva fisioterapia desde el día siguiente de la operación.

En los pocos pacientes que hemos tenido que tratar por rigidez, esta es la mejor forma de solucionar la rigidez de tobillo.

Aviso legal

About the Author

You may also like these